Últimos temas
» Naruto Storm [Afiliación Élite]
por Invitado Mar Mar 15, 2016 3:48 pm

» [Minijuego] De que disfrazarias al de arriba
por Yuta Miér Nov 12, 2014 9:52 am

» [Minijuego] Contradice al de arriba
por Yuta Miér Nov 12, 2014 9:51 am

» [Minijuego] Robale al usuario anterior
por Yuta Miér Nov 12, 2014 9:49 am

» [Minijuego] Chistes
por Yuta Miér Nov 12, 2014 9:48 am

» duda sosei
por Yuta Miér Nov 12, 2014 6:05 am

» It's Insel der Lust « ÉLITE » (Amo x Esclavo)
por Invitado Mar Nov 11, 2014 2:37 pm

» Registro de Apariencias
por Hisoka Vie Nov 07, 2014 10:46 pm

» Hola manada, soy el omega
por Hisoka Vie Nov 07, 2014 9:22 pm

» Petición de Clan
por Zerren Vie Nov 07, 2014 9:15 pm


Capitulo III: Los Innombrables y el Odio

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo III: Los Innombrables y el Odio

Mensaje por Administracion el Lun Oct 06, 2014 6:44 pm



Los Innombrables y el Odio

Shinobi Wars Origins

Capitulo III


 
El amor entre Izanagi y Izanami, oculto a los ojos de los dioses fue quizá una bendición para algunos, un error para los dioses pero estos sin saberlo no lograron detener aquella unión entre los jóvenes. La pareja tuvo su primera vez, el incesto no fue algo que los detenga, y conscientes de ello lo hicieron igual. A los dos días según dicen el boca a boca, Izanami ya había parido dos jóvenes, también un niño y una niña, esto da a entender que el poder de Izanami era mucho mayor al de Amaterasu, tan así que su desarrollo y reproducción estaban a un nivel descabellados al de la mismísima diosa, sin embargo estos dos recién nacidos no eran más que una monstruosidad deforme para los ojos de quienes los vean, Izanagi asustado por que los dioses se enteren de aquello, los subió a un bote que creo, y los envió a alta mar a navegar bajo una manta que los iba a proteger hasta que cumplan la mayoría de edad y a su vez no podrían separarse de aquel bote. La tristeza de Izanami por lo que su hermano hizo le rompió el corazón, pero esta entendía perfectamente que si sus padres se enteraban estos corrían peligro de ir a la tierra de los no vivos, entonces decidieron mantener el secreto para siempre. La pareja de jóvenes decidió no volver a tener sus uniones al menos no por ahora, pasarían otros dieciocho años más hasta que se revele su secreto.

Susano’o viajando por el mar descubrió a aquellos jóvenes en el bote, este completamente boquiabierto pregunto quiénes eran, estos obviamente no lograron darle respuesta alguna al dios, ya que carecían de un lenguaje o seña, el dios muerto de curiosidad les doto de chacra y a su vez les dio la capacidad de hablar, razonar y entender el significado del lenguaje de los dioses, los jóvenes desnudos en el bote le explicaron que jamás pudieron salir de este hasta que no fueron mayores de edad, pero al navegar sin rumbo no encontraron más que olas y olas. Susano’o dándose una idea de lo que estaba pasando decidió llevárselos a estos chicos a la tierra de los no vivos para investigarlos, lo cual no le tardo mas que unos cuantos meses hasta enterarse que eran hijos producto de una unión incestuosa entre los hijos de Tsukuyomi y Amaterasu. Susano’o a su vez les explico a los jóvenes la situación, el por qué quizá los enviaron a alta mar, y que sus verdaderos padres no los querían, la joven muchacha comenzó a maldecir a su padre, y su cara de enojo asustaba hasta al mismísimo dios, jamas había visto esa cara antes, y los ojos de la joven muchacha se estaban tornando algo rojos, como si fuera un verdadero demonio poseído por la furia, esta comenzó a desvanecerse poco a poco hasta ir desapareciendo mientras gritaba de dolor. Susano’o petrificado observaba el acontecimiento sin conseguir explicación alguna, hasta que por fin la muchacha desapareció del lugar sin dejar rastro alguno, había muerto. Susano’o con una risa macabra y un gesto de felicidad total por fin había descubierto como matar a un dios, debía hacer que este se llene de furia interna hasta que sus ojos se vuelvan rojos completamente y desvanezcan, a esto él le llamo “odio”. Por último, el muchacho que aún vivía asustado y sin entender la situación pidió respuestas a Susano’o, pero este no hizo más que en gratitud por el descubrimiento, lo corono como rey del reino de los no vivos, y por ultimo le informo a sus dos dioses compañeros la situación, y lo ocurrido, obviamente omitiendo la muerte de la muchacha.

Tsukuyomi y Amaterasu les pidieron respuesta a sus hijos que en ese entonces ya tenían treinta y seis años, estos admitieron sus errores y asumieron toda culpa de lo ocurrido, Amaterasu aprovechando la situación ordeno condenarlos para toda la eternidad en la tierra de los no vivos, pero Tsukuyomi que aun sentía amor por sus, lo vio como un acto muy horrible hacer eso, y simplemente les prohibió tener relaciones nunca más, Izanagi consciente del mayor poder que tenía sobre los dioses protesto y pidió el respeto que se merecía, pero Tsukuyomi molesto por la revelación de su hijo le arranco su otro ojo, dejándolo completamente ciego y vulnerable. Izanami tomo a su hermano y huyo del lugar, escondiéndose en una gran cueva que parecía no tener final, donde estuvieron días ocultos, Izanagi ya no soportaba la represalia de los dioses e ideo un plan para acabar con ellos, siendo consciente que ellos eran inmortales pensó en encerrarlos, pero para esto necesitaba más ayuda. A ambos se les vino a la mente la idea, crear un ejército lo suficientemente grande como para apresar a los dioses y enviarlos a la tierra de los no vivos, y así fue Izanagi e Izanami tuvieron sexo día y noche, por días y días, hasta que al séptimo día de la tercera semana Izanami tuvo 200.000 hijos e hijas, estos a diferencia de los primeros, nacieron idénticos a sus padres, estos al ser muy numerosos jamas fueron nombrados, simplemente Izanagi los apodo "sin nombres" o "el ejercito de los innombrables" al ser tantos. Estos fueron criaron durante otros dieciocho años más enseñándoles historia y el arte de la guerra.

Cita de un sin nombre:

“Éramos muchísimos, cada uno tenía un chacra distinto, nuestro padre y madre nos transmitieron sus poderes, algunos podían controlar animales, otros podrían controlar sus propias sombras, insectos, animales, o nuestra propia forma, incluso podíamos controlar cinco elementos y otros más. Nosotros éramos un ejército definitivo, y nuestros padres nos habían enseñado como luchar, estábamos listos para la guerra”.
   



© Shinobi Wars Origins




avatar
Administracion

Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.