Últimos temas
» Naruto Storm [Afiliación Élite]
por Invitado Mar Mar 15, 2016 3:48 pm

» [Minijuego] De que disfrazarias al de arriba
por Yuta Miér Nov 12, 2014 9:52 am

» [Minijuego] Contradice al de arriba
por Yuta Miér Nov 12, 2014 9:51 am

» [Minijuego] Robale al usuario anterior
por Yuta Miér Nov 12, 2014 9:49 am

» [Minijuego] Chistes
por Yuta Miér Nov 12, 2014 9:48 am

» duda sosei
por Yuta Miér Nov 12, 2014 6:05 am

» It's Insel der Lust « ÉLITE » (Amo x Esclavo)
por Invitado Mar Nov 11, 2014 2:37 pm

» Registro de Apariencias
por Hisoka Vie Nov 07, 2014 10:46 pm

» Hola manada, soy el omega
por Hisoka Vie Nov 07, 2014 9:22 pm

» Petición de Clan
por Zerren Vie Nov 07, 2014 9:15 pm


El Derpertar... en construccion

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Derpertar... en construccion

Mensaje por Syru el Dom Oct 05, 2014 6:17 pm

Todo por cuanto se necesita, todo por cuanto se vive, en cada segundo de vida, en cada suspiro... El claro se veía en los tumultuosos cielos de nubes grisáceas, alborotadas y dispersas; pero dejando en claro con su manto blanquecino que no dejaría caer a tierra siquiera un rayo de sol, esa era la realidad del desierto helado: todos los uchihas habían sido presos de aquel territorio tan frío, tan... lúgubre y desolado. Allí no habían caminos, al menos ya no, pues solo la nieve imperaba. El único camino del que se podía hablar era de aquel que cada ninja con sus pasos hacia, dejando las huellas marcadas en el blando suelo helado, huellas que sin embargo, eran borradas con los fuertes vientos del oeste, como si intentara resguardar a cada uno de los caminantes de aquel vasto desierto de nieve. Preso de aquella verdad inminente Syru adelantaba sus pasos en dirección norte, a su espalda, sentía las ráfagas de viento empujándole; por suerte, una gruesa capa negra cubría todo su cuerpo. A treinta metros sus ojos entreabiertos observaban sin asombro los vastos pinales, sembrados desde hacia décadas por sus antepasados. Una montaña se alzaba invicta, luciendo con orgullo su falda de pinos nevados. Ahora transitaba hacia la cabeza de aquel seno espinoso, y tras lograr su primera meta, miraba desde la cúspide todo lo que era su hogar, todo lo que dejaría atrás algún día; pero Syru sabia, que si quería lograrlo debía hacer un cambio, un cambio rotundo en su vida, debía... hacerse mas poderoso que ningún otro.

El viento le susurraba lo absurdo que era aquella vida, no solo sujeto a la esclavitud de aquella tierra nevada sino también a la esclavitud de su propia gente, de su propia familia. Bien cierto es que habían muchos secretos entre los altos mandos del clan, pero Syru algún día traería todo a la luz. Su mente divagaba como las oleadas del frío aire que revoloteaba por todas partes, trayendo consigo partículas cargadas de agua congelada. Mientras su mirada negra observaba fija el territorio de su gente, un súbito movimiento de su diestra arrebataba de su cuerpo aquel manto negro, dejando que el viento lo arrastrara entre la espesa nieve. Como ninja de aquellos lares conocía cada lugar, cada escondite, cada atajo; y por supuesto, sabia que en aquella cima los lobos deambulaban como espectros sedientos de sangre y carne. El olfato de su cuerpo pronto fue percibido por aquellos animales de filosos colmillos. Un aullido se escuchaba, y luego otro, y otro; la manada había encontrado lo que para ellas era una presa mas. De pie, en medio de un circulo de pinos, vestido de negro y con los brazos abiertos de par en par, como diciendo: Venid y devoradme. El viento fuerte pronto cesaba, y con el la nieve caía sobre su cuerpo, entre las rocas y pinos, los rugidos de lobos se escuchaban por sus finos oídos, Syru lo sabia, aquello podría significar su muerte, pero también significaba un premio si salia con vida. Toda una manada esperaba atenta que su alfa diera su primer paso, el uchiha estaba rodeado, y sus ojos atentos miraban hacia todos lados mientras escuchaba como aquellos lobos saboreaban su carne humana con sus lenguas. Un lobo negro salia desde la espalda de uno de los pinos, sus miradas se cruzaron a la par que unos ocho lobos hambrientos empezaban a salir, acercándose, ladrando como perros del infierno, comunicándose en su lengua canina. El miembro del clan uchiha hizo uso de sus conocimientos, acumulando un poco de chakra en la planta de sus pies hacia que sus pisadas no se hundieran en la nieve, permitiendo-le así moverse con mucha mas facilidad.
avatar
Syru

Mensajes : 6

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.