Últimos temas
» Naruto Storm [Afiliación Élite]
por Invitado Mar Mar 15, 2016 3:48 pm

» [Minijuego] De que disfrazarias al de arriba
por Yuta Miér Nov 12, 2014 9:52 am

» [Minijuego] Contradice al de arriba
por Yuta Miér Nov 12, 2014 9:51 am

» [Minijuego] Robale al usuario anterior
por Yuta Miér Nov 12, 2014 9:49 am

» [Minijuego] Chistes
por Yuta Miér Nov 12, 2014 9:48 am

» duda sosei
por Yuta Miér Nov 12, 2014 6:05 am

» It's Insel der Lust « ÉLITE » (Amo x Esclavo)
por Invitado Mar Nov 11, 2014 2:37 pm

» Registro de Apariencias
por Hisoka Vie Nov 07, 2014 10:46 pm

» Hola manada, soy el omega
por Hisoka Vie Nov 07, 2014 9:22 pm

» Petición de Clan
por Zerren Vie Nov 07, 2014 9:15 pm


[Entrenamiento] Agilidad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Agilidad

Mensaje por Shirai el Lun Sep 29, 2014 3:51 am

Entrenamiento Agilidad - minimo 50 lineas

Había llegado el momento en el que Shirai iba a dejar a todos los que conocía en aquel pueblo para ir a viajar y comenzar la vida tal y como le había dicho su abuelo. No quería irse, no tan pronto, al menos, pero no le quedaba otra salida… Ya se había imaginado y acomodado a la vida en sociedad, a la vida rodeado de todos aquellos que le querían y ahora, estando solo en el mundo, no sabía cómo ni qué podía ocurrir. Había escuchado rumores de gente de las caravanas que iban y venían de una ciudad que quedaba a varias horas corriendo y a un día andando. No quería quedarse en mitad de la nada solo y esperando que alguna bestia salvaje, como un conejo carnívoro se le tirara al cuello y lo matara. Había visto muy pocas cosas en su corta vida y la mayoría habían sido rumores; pensamientos se formaban en su mente imaginando qué es lo que podría pasar en un lugar estando solo…

Ataviado con su ropa que le había comprado su pueblo como regalo de despedida, se aventuró en las praderas que por allí había. La zona que una vez había sido su hogar quedaba ya a varios kilómetros por detrás de él… Y no quería mirar a su espalda, pues sabía que cualquier acto de flaqueza simbolizaría la retirada de ver mundo, de cumplir con el objetivo que se había propuesto, no solamente lo que le habían dicho los habitantes, ni tan siquiera su abuelo, sino más allá: buscar a su familia, saber el motivo por el que fue repudiado… Tal vez encontrar nuevas amistades que le ayuden a esto… Incluso puede que supieran a quién estaba buscando y aquella agonía que le había atormentado durante años por fin pudiera terminar. Eso era lo que él quería creer desde lo más profundo de su corazón… Corazón que estaba fracturado en mil pedazos y que tenía que recomponer buscando por todo el mundo. ¿Algún día llegaría a conocer “la verdad” de lo que ocurrió? No lo sabía, pero algo era cierto: no descansaría hasta hallar a su familia, obtener respuestas… Demasiado que hacer… Su cabeza ya le estaba doliendo. Nunca había sido un erudito y pensar más de la cuenta le cansaba y saturaba rápidamente, así que se concentró en lo que tenía delante, que no era más que terreno, cada vez más árido y yermo.

Cada vez que se alejaba más del poblado, hacía más y más calor. Por aquella parte nunca había ido, pues decían que no había nada que cazar ni recolectar. Ni tan siquiera agua o algún lugar con sombra en el que descansar. Los mercaderes decían que esa zona era la más difícil de sortear y que tenían que ir bien preparados… Shirai no era la clásica persona que se achantaba ante nada ni nadie, pero en aquella ocasión más le hubiera valido pensar dos veces las cosas y hacer caso a su instinto de supervivencia más que a su cabezonería sin igual y a su tozudez, comparable a la de una mula. Y es que no era para menos; no se había peparado con agua ni provisiones. Lo poco que llevaba tenía que guardarlo o racionarlo hasta el extremo si quería sobrevivir hasta legar a la ciudad que quedaba más cercana… Y eso solamente contando con aquel área, que todavía podía atacarle algún bandido, ladrón, asesino, animal salvaje… O inclemencias del tiempo podían retrasarle y hacer que estuviera enfermo, por ejemplo… Irse del pueblo deprisa y corriendo debido a la motivación que sentía en ese momento no era, ni de lejos, la mejor elección que podía haber hecho… Pero ya era muy tarde para lamentarse, así que simplemente siguió avanzando, esperando encontrar alguna sombra, olvidando completamente lo que los ancianos del pueblo y los mercaderes habían comentado. Tonto hasta el final.

Queriendo pasar aquella zona cuanto antes, comenzó a correr en línea recta, sin mirar a los lados o lo que había detrás; simplemente tiraba hacia delante, como los toros cuando embisten a algo ciegamente, que no pueden ver otra cosa. La piel brillaba con cada movimiento debido al sudor que salía por todos sus poros.  Parecía que tras un golpe, venía otro; en realidad, cuando hace tanto calor, lo peor que puedes hacer es correr, pues aparte de que te cansas más, el cuerpo no genera tanto líquido, todo es expulsado y poco retenido y es más propenso a sufrir una insolación. Pues allí estaba Shirai, tirando hacia delante como si le estuvieran persiguiendo, corriendo como alma que lleva el diablo por aquel infierno caluroso que no parecía tener fin. Con cada pisada parecía estar más cerca de salir de allí, pero se volvía a equivocar: no tenía fin, por lo menos eso es lo que parecía, pero no se rendiría… Aquella tenía que ser una prueba, una de las tantas que el destino tenía preparado para él. Si no la superaba; si no superaba algo tan sencillo para pasar un territorio, no podría ver cumplido su objetivo final. Y aunque él no lo pensara, los ancianos y los mercaderes tenían razón: no había ni una sombra, solamente huesos de animales, tal vez de algún carroñero, tal vez que, como Shirai, eran demasiado ineptos y pretenciosos como para darse la vuelta y encontraron el final de sus días en aquel paraíso de arena, piedra y  sol.

Avanzando iba, corriendo como si no hubiera mañana, sin descanso. Ya estaba al borde del agotamiento, pero a lo lejos, a varios kilómetros, podía verse el final de ese infienro… Por lo menos crecían diferentes plantas, cosa que allí, en el medio de la nada, no podía decirse lo mismo. Con energías renovadas; o por lo menos con las últimas energías que le quedaban, salió disparado como una flecha, siempre en línea recta, para llegar al final de su primera prueba, que ya le había costado lo suyo. Cuando por fin llegó supo que, a fin de cuentas y aunque le hubiera costado mucho, su cuerpo se había acostumbrado al cansancio y había mejorado, levemente, sus capacidades. Sin embargo, no resistió más y con el primer soplo de aire, se dejó caer sobre la hierba que allí había, descansando. Ya estaba más cerca de la ciudad. Tal vez le quedara un día para llegar, porque estaba claro que él no llegaría a más ese día. Lo único que esperaba era encontrar algo de comida y de beber, pero eso no sería problema, pues aunque  ahora Shirai no lo supiera, si levantaba la cabeza, a unos diez o quince metros se encontraba una charca con agua cristalina. Seguramente vendría algún animal a beber y mientras, él podría satisfacer su sed, que no era poca. La primera prueba había sido superaba con éxito, ahora, ¿qué más le deparaba el futuro? Solamente el destino lo sabía y tan caprichoso como era, no le daría ninguna pista hasta que no se topara enfrente con la misma.
avatar
Shirai

Mensajes : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Agilidad

Mensaje por Zerren el Vie Oct 03, 2014 12:19 pm


Entrenamiento Exitoso





|Narro|-Hablo-|"Pienso"|-Otros-|


avatar
Zerren

Mensajes : 542

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.